Flora y Fauna XXVIII

Eurovisión 2015

Si partimos de la base que hablamos de un festival de música en lo que lo importante es como canta cada participante, la moda, debería de ser algo secundario. Pero como hoy mismo he escuchado a la cantante Ana Belén en un conocido programa de moda, cuando uno sale al escenario a interpretar una canción, debe sentirse como cuando estrenabas ropa un domingo para ir a Misa. Debes vestirte de acuerdo a la canción. Debes vestirte con respeto a tú público.

Así que después de ver toda la gala, me gustaría daros mi particular “eurovisión” de lo que anoche vivimos.

Me encantó el escenario y la puesta en escena de cada canción gracias a unos espectaculares medios técnicos. También la actuación de la orquesta de percusión que me pareció increíble.

Una vez más me pareció que los países que parecen tristes se visten tristes, sus canciones son tristes y por lo tanto su vestuario también lo es.

EUROVISION

Comenzamos con el ganador, Mans Zelmerloew de Suecia, que ciertamente no se volvió loco con el vestuario: pantalón de cuero, camiseta de manga larga y a correr. No comparto tanto “desarreglo”, pero seguramente gustó su naturalidad y  la idea de no disfrazarse del titulo de su canción “Hero”

Serbia

serbia

La representante de Serbia, Bojana Stamenov, que tenía una voz impresionante, era lo único que tenía. Reconozco que no lo tenía fácil pero, ¿ porque hacerlo aún más difícil? Un modelo inenarrable digno de la factoria Disney.

Georgia

1432415511825

La representante de Georgia, Nina Sublatti, iba vestida de la novia de capitán américa pero en versión siniestra: ese colgante en medio de la raya del pelo, esas plumas, esas botas drag-queen, ese maquillaje … muy antigua, muy poco original. Ella sí se disfrazo del título de su canción, “Warrior”.

 Montenegro

montegreno

Montenegro, de negro. ¿Por qué nadie les dice a los hombres que están mucho más guapos con una camisa blanca? Si hasta Pablo Motos las lleva ahora blancas. ¡Ay!

Austria

austria

Ciertamente recordaba a Jared Leto vestido de Beatle, pero aunque nadie me acompaña en mi gusto, ni la canción ni ellos, los representantes de Austria, The Makemakes, me parecieron mal.

Criticaré entonces el fuego del piano que sobraba completamente.

Armenia

Armenia

Si hasta ellos estaban con pena, no hay más que verlos. Negra la chaqueta, negra la camisa, negro el pantalón, negro el vestido. Tanto negro, le baja la autoestima hasta al propio Juanes. Los pobres de la banda de Geanolgy parecían  de la iglesia del mismo nombre.

Y bueno, después de tanto negro, vamos con los que  más me gustaron. Los diferentes, los que arriesgan y aunque sus apuestas no vayan a salir en el Vogue, supieron defenderlas con gracia, elegancia o estilo.

Israel

ISRAEL

Nadav Guedj, de Israel cantó divertido, se mostró divertido y parece un hombre divertido. Se calzó sus zapas doradas, de Adidas para mujer, y las conjuntó con el nudo de su corbata. Por algo le llaman “golden boy”.

zapatillas_adidas_wings_3_doradas_alas_1

Adidas “Geremy Scott”, 250€

Letonia

LETONIA

La cantante Aminata, representante de Letonia recordaba a un totem, a una diosa vestida de rojo. Impresionante con ese vestidazo-escultura que dejaba ver el enorme tatuaje que lucía en su escote. Esta cantante medio africana, medio rusa y nacida en Riga, consiguió tan sólo con un vestido y sus complementos, mostrar la multiculturalidad que corre por sus venas. ¡Me encantó!

Australia

australia

Guy Sebastian me encantó. El representante de Australia, cantante de soul, se vistió sin artificios: chaqueta, corbata y sombrero. ¡Estupendo!

Os propongo escuchar la canción de Australia llena de ritmo y buen rollo.

Noruega

NORUEGA

Camisa blanca el, y vestido y top de neopreno también en blanco de ella, merecen mi aplauso para este dúo noruego Morland & Debrah, aunque la canción era rara de narices.

España

1432407859_811989_1432415086_album_normal

Nuestra Edurne ¿qué decir de ella? Todo le sienta bien porque ella es preciosa. El vestido que llevaba era una auténtica joya: diseñado por José Fuentes, es el vestido más caro que ha lucido una representante española en Eurovisión, 15.000€.  Es más caro aún que el Courreges de Massiel o el Pertegaz de Salomé.

 El total de la inversión que ha hecho en todos los looks que lucirá Edurne durante el Festival (15 vestidos largos de fiesta, 5 de cóctel, 12 looks casual y 28 pares de zapatos) asciende a 55.000€. Una cantidad que el diseñador no ha dudado en confirmar que asume él mismo y no RTVE.

Y aunque el vestido verde agua le sentaba como un guante, sin embargo no decía absolutamente nada. Una pena.

Y para terminar, mi canción ganadora: John Karayiannis de Chipre.

4 thoughts on “Flora y Fauna XXVIII

  1. La verdad es que este año no he visto el certamen. Pero tu entrada me ha hecho centrarme y apreciar más ciertos aspectos del concurso no tan solo musical , sino las más de las veces geopolítico. maravilloso texto, Mónica

  2. Un post muy divertido!!! Este año me he perdido la gala, y mira que lo siento porque soy friki de toda la vida. La verdad es que me sorprendió que días antes de Eurovisión se hablara más del vestuario de Edurne que de la canción, ¿quizás porque un año más el tema no estaba a la altura? Un abrazo!
    http://www.elblogdeanasuero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *