Los materiales del futuro en TechnoModa (Parte I)

Uno de los temas que personalmente más me llama la atención, en el enorme campo de las nuevas tecnologías,  son los diferentes materiales con los que probablemente en un futuro, y muchos ya en la actualidad, se fabricará nuestra ropa.

Gracias  a las investigaciones en campos como la medicina, o el deporte, se han generado nuevas fibras textiles con prestaciones extraordinarias. utilizados normalmente en sectores técnicos, actualmente se utilizan en el mundo de la moda comercial.

El grafeno, por ejemplo, se obtiene a partir de una sustancia abundante en la naturaleza, el grafito. Un material muy habitual que  se emplea para fabricar por ejemplo la mina de los lápices, entre otras cosas.

grafeno-imagen

Un material que hasta el 2004 permanecía “dormido” hasta que los científicos rusos Novoselov y Geim, han descubierto el sin fin de aplicaciones que podría tener dada su resistencia,  su capacidad para almacenar energía,  e incluso podría sustituir a materiales altamente contaminantes con la consiguiente contribución al medio ambiente.

Un material duro, resistente, flexible y muy ligero, capaz de mejorar las condiciones de cualquier material donde se quiera aplicar.

¿Podría aplicarse al mundo de la moda? Seguramente si, aunque en principio sus cualidades las veo más aplicables a campos profesionales. Pero quien sabe, tal vez una prenda hecha de este material, por ejemplo para realizar uniformes de policía o bombero, sería extraordinaria: no pesarían, serían muy flexibles y tendrían la cualidad de almacenar energía gracias a su capacidad de generar electricidad a través de la energía solar, con lo que tal vez muchos de los dispositivos que habitualmente llevan estos grupos profesionales, podrían prescindir de baterías de recarga de móviles u otros objetos que precisen de las mismas. También sería un material prefecto para fabricar cascos o chalecos antibalas.

El grafeno como ayuda para poder elegir la ropa mediante un móvil. Minuto 5:00.

 

materiales-biodegradables-moda-ecológica1

Tejidos biológicos: la diseñadora, Suzanne Elisabeth Lee y su empresa Biocouture  ha conseguido crear biomateriales a partir de la acción de microorganismos como bacterias, algas y hongos sobre sustancias de deshecho para crear un tejidos.

bio-couture

Este tipo de tejidos son 100% biodegradables y podrían obtenerse tranquilamente en casa con ciertos conocimientos: estos elementos tan habituales en nuestras cocinas, se someten a un proceso de fermentación mediante una colonia de microorganismos que crean como resultado una substancia gelatinosa. Una vez seca esta capa gelatinosa, el resultado es sorprendente porque recuerda a la piel.

El enorme problema de este tejido actualmente es que absorbe una gran cantidad de agua con lo que lo convierte en muy pesado.

Si se llega a solventar este problema, se podrán utilizar todo tipo de deshechos alimenticios para crear tejidos. Habrá que imaginarse un mundo de prendas realizadas a partir de lo que tiramos a la basura. Un material que respeta el ciclo de la naturaleza y disminuye el excesivo consumismo.

 

Tencel

tencel_denim_02

El tencel o lyocel, es un tejido que casi todos conocemos como sustituto de la tela vaquera o denim. Una fibra que se obtiene  a partir de la pulpa de la madera. Muy parecida al algodón pero no encoje y apenas se arruga. Un material muy suave y con mucha caída perfecto para fabricar prendas para el verano. De nuevo hablamos de un material 100% biodegradable.

TENCEL

El hilo de araña.

vestido-de-tela-de-arana-619x348

El hilo de araña es una  fibra proteínica que segregan las arañas.

Sus propiedades mecánicas las hacen cinco veces más resistente que el acero y tres veces más resistentes que las fibras artificiales de nylon, además son muy ligeras, ya que cada fibra mide una milésima de milímetro.

Conseguir de forma sintética hilo de araña, es uno de los grandes retos actuales para los ingenieros científicos. Parece que tra varios años de de investigaciones, la empresa japonesa Kojima, en colaboración con la Universidad tokiota de Biociencia de Keio. ha sido capaz de producir  hasta 100 kilogramos de hilo arácnido al mes. Lo empezaron a comercializar el pasado año.

Produjeron la tela a través de un complejo proceso en el que consiguieron extraer de microorganismos el gen de las arañas encargado de producir la fibra del hilo, para posteriormente decodificarlo, reproducirlo y cultivarlo mediante la biotecnología.

Mezclada con metales, o por si sola, podría tener como usos la fabricación de chalecos antibalas, paracaídas o tejidos artificiales para uso médico.

El problema actual es sin duda su precio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *