Meetme y Ofelia García del Castillo.

Os presento a Ofelia García del Castillo.

Ofelia dirige la empresa Castillo Mendía dedicada a la corsetería y la lencería. Ella os lo explicará mucho mejor que yo en que consiste su ilusionante trabajo en su biografía personal.

También podéis consultar la página web de su empresa.

Ofelia y yo aún no nos conocemos, algo que evidentemente tendremos que subsanar lo antes posible, pero somos miembros de un mismo grupo en Facebook y está claro que compartimos un montón de gustos y sensibilidades excepto la del ballet. Algo en lo que mi madre tenía mucho empeño y  a lo que yo, nunca fui llamada.

Así que es un gran placer que Ofelia haya querido colaborar en el blog con una entrada preciosa dedicada a mi también admirado Balenciaga.

BIOGRAFÍA.

404448_204726786338692_210620382_a

Desde los 4 años, edad a la que empecé a ir a Clases de Ballet, lo único que quería en el mundo era ser bailarina.

Me gustaba leer, escribir, coser, era buena estudiante… pero sólo quería ser bailarina.

A los 12 años tuve mi primera lesión y a los 16 tuve que dejar de bailar definitivamente, y ese obstáculo, que al principio parecía insalvable, me llevó a la profesión que hoy tengo y que me apasiona.

Siempre me gustó ir a ayudar a mi abuela en su tienda de mercería. Ella cosía muy bien, había sido oficiala de Balenciaga en la época en que  “el maestro” tuvo su negocio en San Sebastían, y a su lado aprendí todos los rudimentos y secretos de la confección, de los tejidos, de las fornituras, de los botones.

Cuando mi abuela se jubiló, mi madre tomó las riendas y  amplió la oferta hacia el mundo de la corsetería y la lencería y desde entonces mano a mano, nos hemos especializado en ayudar a las mujeres a encontrar “la talla que se ajusta a tus medidas”, además de ofrecer corsetería especializada para temas puntuales, como Embarazo, Lactancia, Post-mastectomía, Post-cirugía… Nuestro fuerte son las tallas grandes, las copas especiales y prestamos una especial atención a la Lencería para Novias y los Bañadores.

Hemos conseguido que no sea un espanto el momento de ir a comprar ropa interior, bikinis o bañadores, sino una experiencia gratificante al contar con una profesional que te asesore y te ayude a encontrar la prenda ideal para ti, con la que te sientas favorecida, cómoda y segura.

Podéis seguir a Ofelia en Twitter

@OfeliaGarca

@CastilloMendia

ELOGIO A LA ELEGANCIA

No hay nada más elegante que ver a una bailarina en un escenario. La armonía de la figura, la plasticidad de los movimientos, la perfecta conexión entre música y baile, las líneas estilizadas, el control sobre la mente y el cuerpo… todo esto en conjunto recrea la vista y el alma.

Si trasladamos la idea de elegancia al mundo de la moda, surge una pregunta que no tiene una respuesta sencilla.

¿La elegancia es innata o es el resultado de un aprendizaje?

En mi opinión la elegancia no se puede aprender, sino que es un don que tienen algunas personas y que nace de lo más profundo de su ser. Cuando una persona es elegante por naturaleza, lo es también cuando se pone un pijama o cuando va de trapillo. Hay personas en las cuales las prendas brillan con una luz diferente, y no por la prenda en sí, sino por ese algo especial que está en el interior.

1

“Perfecta siempre: en traje de noche, en vestido de verano o en jersey . De joven o de mayor, una de esas personas elegantes por naturaleza.”

Sin embargo, las personas que no tienen (o no tenemos) ese don, podemos vestir elegantemente siguiendo unas pautas.

La elegancia no es una cuestión de dinero: la prenda más sencilla puede ser elegante si se lleva con unos complementos adecuados y sobre todo, si la prenda es adecuada para la ocasión.

Hoy en día en el mundo de la moda parece que hay un generalizado “todo vale” y en mi opinión lo moderno no tiene porquè estar reñido con lo adecuado. Hoy se usa cualquier prenda para cualquier cosa y eso, por mucho que nos empeñemos, no es elegante.

No es elegante irte al campo con un taconazo, como no es elegante ir al teatro con deportivas. No es elegante ni adecuado ir a una reunión de trabajo con una minifalda muy corta o con un escote tremendo, pero el mismo escote puede resultar elegante en la entrega de los Oscar. Se que mucha gente lo hace y no pasa nada, pero la base de la elegancia está en que la prenda que llevas sea adecuada para el momento y el lugar.

Otra característica importante es que las prendas que son realmente elegantes, suelen ser bastante  intemporales, no pasan de moda  y constituyen siempre un buen fondo de armario.

El año pasado estuve viendo el Museo de mi admirado Balenciaga en Guetaria, y lo que más me impresionó es que había prendas de los años 50 y 60 que perfectamente podríamos ponernos ahora y estar a la última,  pero que también me recordaban a algunos modelos que tenía mi madre allá por los 80. El BabyDoll que creó Balenciaga en el año 58 se podría usar ahora perfectamente, así como algunos de sus diseños de novia y fiesta.

VESTIDOS BALENCIAGA-8

balenciaga-vestido-de-encaje-color-negro-museo-balenciaga

vestido_noche_balenciaga

20110607_balenciaga_0030

Concluyendo, diré que en mi opinión  sencillez, discreción y elegancia son tres conceptos que van muy unidos, y muchas veces es mejor decantarse por el “menos es más”.

Mi consejo es que si tienes dudas sobre si una prenda es adecuada o no para una situación determinada, y no tienes a Mónica Deprit cerca para consultárselo, decidas cambiar de vestuario y elijas aquello que , sin duda, es adecuado para la ocasión.

La canción que he elegido es “Quien” de Pablo Alborán, y cuando veáis el video  sabréis por qué.

13 thoughts on “Meetme y Ofelia García del Castillo.

  1. Gracias, Mónica, por todo. Ha sido un placer colaborar contigo, y seguro que, aparte de la admiración por Balenciaga, tenemos un montón de cosas en común.
    Un Beso.

  2. Estoy completamente de acuerdo contigo, se puede aprender a ser elegante eligiendo adecuadamente lo que ponerse para cada ocasión. Desde luego que “todo no vale” lo veo a diario en televisión y en las revistas, te dan ganas de decirles que si no hay espejos en sus casas. Por otro lado, porque algo esté de moda y “todo el mundo” lo lleve, no es garantía de nada, ni de elegancia ni de que te siente bien. Ante la típica frase de “se lleva todo” soy de las que opina que una debe llevar lo que le sienta bien y con lo que se haga sentir cómoda y segura. Hay personas que tienen el don de ir siempre impecables.

    Un saludo

    Lola (www.lolacortes.com)

  3. Absolutamente de acuerdo con Ofelia. Sin duda. Muchas , muchas veces he hecho esa reflexion !!. Que pena que esta corseteria no este a mano !!. Besos

  4. Fantástica disertación sobre la elegancia. No se puede decir mejor!
    Una colaboración preciosa, muy humana e ilustrativa.
    Gracias por compartirla.
    Y enhorabuena!

  5. Elegancia que transmitís al escribir con tanta sensibilidad y buen gusto en este post maravilloso de dos grandísimas profesionales. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *